José Martí

Rubén Darío

El artículo que sigue fue el homenaje fúnebre que rindió Rubén Darío a José Martí, y que se publicó originariamente en "La Nación" de Buenos Aires el 19 de junio de 1895, once días después de la inmolación del poeta en el encuentro de Boca de Dos Ríos. Más tarde, Darío efectuó unas correcciones y reformas a su artículo y lo incluyó en Los Raros. Darío conoció a Martí en Nueva York, el 24 de mayo de 1893, en ocasión de una reunión pública de cubanos en Hardman Hall. Martí tenía entonces treinta y nueve años, y Darío veintiséis, lo que justificaba que el poeta de Versos Sencillos lo llamara hijo en ese primer encuentro, que se prolongó al llevarlo Martí a casa de su amiga Carmita Mantilla, la madre de su hija. El artículo siguiente es el mismo de "La Nación", sin las modificaciones posteriores. Hemos preferido esta versión, por su carácter espontáneo y por ser apenas conocida... (del Preámbulo)