Un paraguayo leal

Idelfonso Antonio Bermejo

Si quieres ver tu pechitolibre de agudas saetas,evita que en ti se clavenlos ojos de una guaireña.Cielito, ¡válgame Dios!Cielito de amores ¡ay!El corazón me trastornanlas niñas del Paraguay... (Fragmento)