El poder de las palabras

Edgar Allan Poe

Un cuento corto que muestra con gran brillantez cómo nosotros poseemos el poder de construir o destruir con el éter que emanamos de nuestro ser.
En el Edgar Allan Poe nos relata una plática muy educativa entre dos ángeles Oinos y Agathos.
Oinos es un ser que acaba de ascender y tiene inquietudes sobre el poder absoluto del conocimiento, esperando que le sea otorgada la felicidad.
A lo cual Agathos responde exclamado:" Ah! La felicidad no está en el conocimiento, sino en la adquisición! La beatitud eterna consiste en saber más y más; pero saberlo todo sería la maldición de un demonio".

Yamilette Torres