Los dioses y los caníbales

Carolina Dafne Alonso Cortés

"Quien va a las Indias es loco, y el que no va es lerdo. Dicen que los marineros portugueses, y los que en Cádiz embarcan para ir a tierras de las Indias que descubriera en su momento el Almirante Cristóbal Colón, una de las señales que tienen para entender que han pasado la línea terrestre que llaman los entendidos en marinería equinoccial, es que a todos los que van en la nave se les mueren los piojos, sin que les quede ni uno solo de estos huéspedes; ni en todo el bajel lo hallarán por más que lo busquen, aunque lo pesen en oro. Y así pude yo comprobarlo, pues cuando salí de Sevilla la primera vez, por mis pecados era refectorio y bodegón de ellos; pues las deudas y los pecados son siempre más de lo que se podía esperar, siendo así que el hombre con deudas va desharrapado y cada año lo apedrean, como todos sabemos. En fin, que como decía, yendo yo con tales inquilinos, al pasar la linde que digo se me murieron todos... (Fragmento)