Tartufo

Molière

El año de 1664 cuando se nombró a Molière como el responsable de las diversiones de la Corte, puso en marcha la obra Los placeres de la Isla encantada y creó también la obra Tartufo, en la que denunciaba la hipocresía religiosa. No tardaron los escándalos con esta obra lo cual llevó a que se prohibiera su presentación, aunque se realizaban algunas de forma privada.