Diario de un escritor

Fiódor Mijáilovich Dostoievski

Más de una vez me han instado a escribir mis memorias literarias. No sé; quizás escribiéndolas me erigiría un monumento de gloria. Pero es triste recordar; a mí, en general, no me gustan los recuerdos. Pero algunos episodios de mi carrera literaria suelen representarse en mi imaginación con fidelidad extraordinaria, no obstante lo débil del recuerdo. He aquí, por ejemplo, una anécdota... (Fragmento)