La Argentina. La conquista del Río de la Plata

Martín del Barco Centenera

Cuando salió a luz este poema sobre la conquista del Río de la Plata, las musas castellanas habían desplegado, en las obras de Garcilaso, Herrera y Luis de León, un estilo culto y elegante. Ni la lucha intestina de Fernando el Católico contra los Moros, ni las guerras exteriores de su sucesor Carlos V, fueron bastantes a detener los progresos de las letras, que sin proteccion y estímulo florecieron en el reinado sombrío e inquisitorial de Felipe II. El gusto de la literatura italiana, que a mediados del siglo XVI, se había generalizado en España, y el verso endecasilabo, introducido por Boscán, pusieron en voga a los grandes modelos que se ilustraron en la epopeya, y Ariosto, Camoens, y Taso, tuvieron sus émulos é imitadores... (Fragmento)