Unamuno y su otro

Arturo del Villar Santamaría

Había algo de Sócrates en don Miguel de Unamuno, lo mismo cuando mantenía las interminables conversaciones con los amigos, que solían ser monólogos porque él mismo se preguntaba y se respondía, que cuando publicaba sus numerosísimos artículos periodísticos, igualmente monólogos ante unos oyentes muy atentos, además de muy fieles. Como Sócrates, utilizaba la mayéutica para dar a luz las ideas, y empleaba el método de enhebrar ironías y paradojas para conseguirlo... (Fragmento)