El cuento sin desenlace

Mariano Baquero Goyanes

Cuando, en el capítulo XXIV del primer Quijote (1605) tiene lugar el encuentro, en Sierra Morena, de D. Quijote y de Cardenio, y éste se dispone a contar su historia, advierte antes a sus oyentes:«-Si gustáis, señores, que os diga en breves razones la inmensidad de mis desventuras, habéisme de prometer de que con ninguna pregunta ni otra cosa no me interrumpiréis el hilo de mi triste historia, porque en el punto que lo hagáis, en ese se quedará lo que fuese contado.Estas razones del Roto trajeron a la memoria de don Quijote el cuento que le había contado su escudero, cuando no acertó el número de las cabras que habían pasado el río, y se quedó la historia pendiente... (Fragmento)