Así era Bucaramanga hace 100 años

Emilio Arenas
Saúl Meza Arenas

Quintilio Gavassa Mibelli era dueño de un molino en Pamplona, pero gustaba de venir a Bucaramanga y tomar fotografías de sus calles y almacenes. Decidido a quedarse por el auge que tomaba el oficio, a pesar de la competencia de la Galería Fotográfica Valenzuela, rentó una casa frente al consulado de Estados Unidos y colocó sobre la puerta principal un aviso de madera que decía: Fotografía Gavassa.