Las «Semanas del jardín» de Miguel de Cervantes

Daniel A. Eisenberg

Considerando los errores y patrañas que se cuentan en el campo de las atribuciones cervantinas, el tono del antiguo debate sobre «La tía fingida» y el escepticismo que existe en esta materia, no sin cierta inseguridad nos proponemos resucitar una de ellas. Podemos suponer que todo lo que escribimos será examinado con lupa. Es posible que alguno intente la refutación de lo que proponemos; y, si se acepta nuestra atribución, el estudio con que lo acompañamos se considerará un primer paso. Nuestro atrevimiento se debe a la hermosura y al interés ideológico que hallamos en el texto, a que estamos convencidos de que ningún otro sino Cervantes pudo haberlo escrito y a que, aunque no sea su autor, la mera posibilidad merece el examen que no ha tenido. Nos diferenciamos de los que anteriormente han querido atribuir textos a Cervantes, en publicar adjunta una reproducción del manuscrito para uso de todos los interesados. Es dable a todo curioso que examine, con el método que le parezca, este texto y la atribución propuesta... (Fragmento)