Un socio

Joseph Conrad

¡Y qué cosa más idiota! Años y años pasan los marineros de aquí, Westport, relatan¬do la misma mentira a los turistas, esa gente que se hace pasear en barca por un schelling con barba y preguntan puras tonterías. ¡Para pasar el rato hay que contarles algo! ¿Conoce usted algo más imbécil que hacerse pasear en una embarcación a lo largo de la playa? Es como tomar un refresco sin tener sed. No me explico qué gusto encuentran en ello. Ni siquiera se marean... (Fragmento)