El doctor Whüntz

Raúl Waleis

El Doctor Karl Whüntz tenía cuarenta y cinco años, y hacía ya veinte que se consagraba al estudio de un problema insoluble.
Más despreocupado, o más sabio, que los hombres de su época, no practicaba la astrología ni la alquimia. Aretino y el milanés Cardano, se proponían explicar la vida y la muerte por medio de la influencia de los astros, de los elementos sobre el hombre. El Dr. Whüntz se propuso encontrar, en el estudio de los centros nerviosos, cuáles fuesen las reglas que rigen y presiden los movimientos humanos... (Fragmento)