Crónicas helicoptéricas

Justo S. Alarcón

Cuántas veces hemos oído decir, y cuántas lo hemos repetido todos: «si yo fuera rico...». Pues, sí, si yo fuera rico... me compraría un helicóptero, o, por lo menos, lo alquilaría. ¿Para qué? Para darme unas vueltas sobre la ciudad en que vivo. Despacio, y así poder captar en detalle a la gente y sus viviendas. Además, si yo fuera rico... me compraría una cámara de video para sacar películas y poder grabar todo lo que vieran mis ojos y, también, lo que no pudieran ver. Pues, sí, si yo fuera rico... me compraría estas dos cosas: el helicóptero y la cámara... (Fragmentos)