El monstruo verde

Gérard de Nerval

Voy a hablarles de uno de los más viejos habitantes de París: se llamó en otro tiempo el diablo Vauvert.
De ahí surgió el proverbio: "¡Eso es en lo del diablo Vauvert! ¡Váyase al demonio Vauvert!" Es decir: Váyase... a pasear por los Champú-Elysées.
Los porteros dicen generalmente: "Está por lo del diablo verde", para expresar un lugar muy lejano... (Fragmento)