El teatro, cenicienta de la literatura infantil

Juan Cervera Borrás

Justo es reconocer la importancia que está cobrando la literatura infantil en lengua española, lo cual no siempre puede considerarse como exponente de preocupación pedagógica. Tal vez la mayor parte del empeño corresponda a la empresa editorial. Y en este caso es lógico que el teatro infantil por un lado, y la dramatización por otro, aquel como forma de manifestación de espectáculo y esta como cultivo de la expresión y la creatividad en la escuela, disfruten de pocas de las ventajas de que goza la próspera literatura infantil en general, y en particular la narrativa y la periódica. Y en consecuencia el contacto con el público, así como la permanencia y abundancia de ediciones, no sólo ya en las librerías, sino también en las bibliotecas, no pueden señalarse por lugares más distanciados que los que estas parcelas de la literatura infantil ocupan.