Un crítico en busca de autor

Peter Edward Russell

Los críticos de La Celestina, si bien suelen coincidir en poca cosa más a la hora de enfrentarse con esa obra, han partido siempre al menos de la común convicción de que se encuentran ante una obra genial; es decir, parafraseando una famosa definición de Samuel Taylor Coleridge, el libro pone claramente de manifiesto el funcionamiento de cierto tipo de potencia o imaginación creativa que modifica radicalmente con nuevas intuiciones las particulares tradiciones que intervienen por separado en su elaboración, a la vez que establece entre éstas una nueva serie de relaciones que se funden en un todo, para producir una obra de arte que también es nueva en su conjunto y que, en el caso de La Celestina, ha puesto además de manifiesto su capacidad para mantener su rasgo de única en su género a través de los siglos. Por consiguiente, una tarea de importancia esencial para todo crítico de la obra de Fernando de Rojas consiste en intentar (como hizo el profesor Gilman en un estudio anterior -The Art of «La Celestina») mostrarnos el genio en acción, por qué y cómo interviene la genialidad en vez de un mero talento superior... (Fragmento)