Doctor Sutilis

Leopoldo Alas «Clarín»

A los veinte años Pablo era pagano, como el santo de su nombre. Mirando a las estrellas del cielo, a las olas del mar, a las hojas del bosque, a las espigas de las llanuras, lloraba de repente sin saber por qué, y era feliz en medio de penas sin nombre y sin cuento... (Fragmento)