Las tres semanas

José David Guarín

En Colombia el género costumbrista se enderezó comúnmente a un fin didáctico y moralizante. Uno de nuestros más afortunados costumbristas y de los contados grandes novelistas que han florecido en Colombia tenía la siguiente opinión de la esencia y utilidad de la literatura de costumbres:
Un artículo de costumbres es la narración de uno o más sucesos, de los comunes y ordinarios, hecha en tono ligero, y salpicada de observaciones picantes y de chistes de todo género De esta narración ha de resultar o una pintura viva y animada de la costumbre de que se trata, o juntamente con esta pintura, la demostración de lo malo o de lo ridículo que haya en ella; mas esta demostración han de hacerla los hechos por sí solos, sin que el autor tenga que introducir reflexiones o disertaciones morales para advertir al lector cuál es la conclusión que debe sacar de lo que ha leído. (José Manuel Marroquín, Retórica y poética).