El lago de Immen

Hans Theodor Storm

Fruto de aquella pasión es la casi totalidad de su producción poética del año 1848 y la formación de otros elementos que cristalizan en El lago de Immen, que aparece en 1850. Sus actividades literarias continúan desarrollándose, y, además de recopilar canciones y aforismos del país, compone poesías y colabora en algunas publicaciones de carácter literario. En 1848 publica su primera obra en prosa, Die Frau Marthe und ihre Uhr (La señora Marta y su reloj). Cabe consignar aquí que, de toda esa producción, la que obtiene un éxito resonante y le da renombre es El lago de Immen. Las amistades y el contacto epistolar y personal con literatos, poetas y artistas aumenta a causa del éxito de su narración.