Amores de estudiante

Próspero Pereira Gamba

¿No has escrito alguna vez una novela? me preguntaba mi esposa en uno de esos ratos de suave intimidad en que no se puede echar de ménos la vida de los solteros.
-Ni sé qué decirte, la contesté, porque no conservo manuscrito ninguno de este jénero, al cual, sinembargo, he sido aficionado cuando era periodista i me daba la vena por el lado de los folletines. Pero solo me acuerdo ahora de que perdí en un viaje mi obra predilecta, la novela histórica de Calarcá, el gran capitan indíjena del siglo XVII, obra que debia salir en cuatro tomos i apénas tenia concluido el primero. "El espósito afortunado," que empezé a publicar en Lima, se suspendió por el receso de la imprenta, i allá se me quedaron los borradores; i los demas escritos de esta clase se han ido rezagando a pedazos en los periódicos por falta de tiempo.
-¿Pero no has podido juntar siquiera alguno de tus folletines? Mira que yo soi mui decidida por tus escritos i quisiera ver alguna cosa, completa, de tu pluma.
-Aguarda, sí; que debo tener un cuento histórico acabado, que saqué de unos apuntamientos que me dió un amigo de Neiva i empezó a publicar en Honda, con el epígrafe de "Amores de estudiante."... (Fragmento de la dedicatoria)