El armario viejo

Ver libro

Charles Dickens

La avaricia, lleva muchas veces, a la propia perdición del hombre. Como desde la aparición en aquellos anaqueles del famoso armario viejo que se convirtió en una “rareza” digna ser llevada a cualquier precio.
Sin pensar, la familia Merrywood había poseído este armario, sin saber que en el futuro depararía muchas sorpresas a las personas que eran tocadas por la avaricia.
Las miles de libras que "ocultaba" este mueble tejieron una trama en torno a las personas que se quisieron apoderar de él, (de su tesoro) mas no de la calidad del mueble mismo.
Después de tanto valorarlo y sobrevalorarlo nadie se quedó con nada, el viejo mueble había cumplido su cometido, sembró y despertó la codicia en el ser humano.