Cantares de la Inocencia

William Blake

Soplaba mi flautín por valles silvestres,
tocaba canciones de júbilo afable,
en una nube distinguí a un niño,
que con risas me dijo:

"¡Sopla un cantar que hable del Cordero!"
Y lo toqué con ánimo risueño.
"Flautista, sopla de nuevo ese cantar".
Volví a hacerlo: lloró al escucharlo.
(Fragmento)