Entre-nos: Causeries de los jueves

Lucio Victorio Mansilla

Este libro es esencialmente criollo: la razón es muy obvia, si se tiene en cuenta la tendencia del autor, que ha sostenido más de una vez que la América latina debe crear su literatura propia, así como ha fundado sus instituciones republicanas sobre los grandes modelos norteamericanos.
Para leerlo con provecho, hay que conocer (y no muy superficialmente) el medio en que se desarrollan los personajes que en él figuran, los modismos del autor, el paisaje en que encuadra las escenas que tan pintorescamente narra, y hasta los más ligeros repliegues del terreno en que los actores se mueven y agitan.
No diremos, seguramente, de él, lo que dice Emilio Zola de "La vie parisienne", de Blavet: que persistirá al través del tiempo y del espacio, como una momia de Egipto; pero, sí, puede decirse de "Entre-Nos" lo que decía Voltaire del "Tratado de la Prosodia", de D´Olivet: es éste un libro, que durará tanto como la lengua en que está escrito. (Fragmento)