La antigua sirena

Alejandro Tapia y Rivera

« La antigua sirena » Leyenda escrita en 1862 por Alejandro Tapia y Rivera.
Acabo de llegar de la ciudad de las góndolas a esta bella corona de Lombardía. Heme ya de vuelta y dispuesto a satisfacer tus deseos: te hablaré pues de Venecia, la que tú no has visto y que quieres conocer por mi relato, llevado de la misma ilusión y encanto inexplicable que yo también sentía antes de conocerla. Sucede así. ¡Cuéntase tanto de aquella ciudad tan singular!... Las relaciones poéticas que ha inspirado, su valimiento como república en la edad media, lo tenebroso de su historia y hasta la posición topográfica de que disfruta, son gran parte para que la imaginación de la generalidad, pronta de suyo, a apacentarse en lo novelesco, se pierda en lo infinito de la exageración. De aquí resulta, querido amigo, que tan luego como me vi en la expresada ciudad... pero no anticipemos, y déjame comenzar desde buen punto la relación de mi viaje; necesario prólogo de la historia veneciana que voy a contarte, ya que me encargas que preste dicha forma a la narración de mis impresiones. (Fragmento)