Perversión del aprendizaje violento en el Tratado 1 de Lazarillo de Tormes

Margarita Ferro

En la tipología novelesca propuesta por M.M. Bajtin, la picaresca española renacentista, se ubica en la categoría de "novela de vagabundeo", centrada en los avatares protagonizados por un héroe que deambula en torno a diferentes espacios, personajes y situaciones. Lazarillo de Tormes, narrador protagonista, es "mozo de muchos amos", que a partir del episodio del poste, al final del Tratado I, abandona a su primer amo para convertirse en el primer pícaro, arquetipo de joven vagabundo, que reencontraremos en novelas posteriores.