La obra maestra desconocida

Honoré de Balzac

En 1831 el escritor Honoré de Balzac publicó la historia de un pintor de principios del siglo XVII llamado Frenhofer que lleva diez años trabajando en secreto en una obra, el retrato de una mujer, buscando una representación perfecta del modelo real, con pinceladas que el artista va añadiendo sin encontrar la que convertiría el retrato en obra maestra. Sus visitantes, los pintores, esta vez reales, Porbus y Poussin, descubren, en realidad, "un caos de colores, de tonos, de matices indecisos, especie de bruma sin forma", un lienzo en el que uno de ellos descubre que "ahí debajo hay una mujer". Este texto ha dado lugar a numerosos ensayos de filósofos de la estética y se ha apuntado su carácter anticipador de la abstracción como forma de representación de la realidad.