Los amotinados de la Bounty

Julio Verne

La Bounty, un navío de doscientas quince toneladas, regresaba de Oceanía a Inglaterra cuando el 28 de abril de 1787, se produjo a bordo el más célebre motín de la historia. Fletcher Christian, Peter Heyword, Edward Young y veintidós hombres más irrumpieron violentamente en el camarote del capitán William Blight a cuyo mando estaba la Bounty y lo destituyeron de autoridad. Al parecer los amotinados estaban cansados del carácter rudo y autoritario del capitán y de sus excesos al ejercer el mando. Por la mañana había dado veinticinco azotes a un marinero sin razón alguna. El capitán Blight trató de razonar con ellos conminándolos a que regresaran a sus deberes. Amotinarse y rebelarse contra su capitán era un delito grave, significaba que no podían regresara Inglaterra, y si eran cogidos los colgarían por traidores. Christian y los amotinados sabían perfectamente a lo que se exponían y sin pérdida de tiempo bajaron una chalupa y los abandonaron en mar abierto.

Audiolectura