El grillo del hogar

Charles Dickens

El Grillo del Hogar conjuga las principales habilidades de Dickens: por un lado, el humor con el que presenta a sus personajes (la sordera del misterioso viejo, el descuidado bebé cuya cabeza golpea con las paredes) o dialoga burlonamente con el lector; por el otro, la utilización de los recursos básicos de la trama, desde la insólita casualidad hasta el reconocimiento de los personajes (lo que los griegos llamaban anagnórisis). ¿Quién sino él puede presentarnos la triste ironía de una chica ciega cosiendo ojos de cristal en las muñecas de las niñas ricas y hacerlo parecer una broma?
Gente pobre pero destinados a la felicidad y poderosos que merecen un castigo: el pomposo Tackleton es un explotador (como el Scrooge de Cuento de Navidad), pero está enchido de orgullo. Allí recibirá su castigo cuando descubra que las apariencias engañan.

Audiolectura