La mochila

Jean de La Fontaine

Suele ocurrir. Sólo tenemos ojos para los defectos ajenos y llevamos los propios bien ocultos, en una mochila, a la espalda.

Audiolectura