El maestro y el niño

Jean de La Fontaine

Antes de señalar los errores del prójimo, mejor primero ayúdalos a mejorar su situación.