El gato y los ratones

Ver libro

Jean de La Fontaine

Una de las cosas que más curiosidad me genera de los humanos es la habilidad que tienen para hablar constantemente sobre sus intenciones o proyectos. Dedican mucho tiempo hablando sobre lo que van a hacer, lo que van a tener, lo que quieren lograr; debaten, discuten y pelean y, a la larga, muy pocas veces concretan; tienen muy buenas intenciones, pero suelen quedarse allí.

Los gnomos por el contrario hablamos menos y hacemos más, aprovechamos el tiempo dándole forma a lo que queremos.

Si te propones cumplir con todo lo que dices y sólo hablas cuando dices la verdad, verás que tu vida la ocuparán las obras y no las simples intenciones.