Diógenes y el calvo

Ver libro

Esopo

Si regalamos un insulto, no esperemos de regreso un regalo menor.