Poesías de Francisco de Figueroa

Francisco de Figueroa

La trayectoria poética de Figueroa es muy personal, pese a inspirarse en la tradición estilnovista y petrarquista y su continuación garcilasiana, que lleva a su punto más alto; es nulo su parentesco con la lírica de Fray Luis de León, por más que se le haya solido situar dentro de la mal llamada escuela salmantina. Le influye poderosamente el neoplatonismo de León Hebreo. Miguel de Cervantes, alcalaíno como él, casi de su misma promoción y gran lector suyo, nos cuenta en su Galatea que en la obra de su coterráneo aparece Figueroa bajo el nombre de Tirsi y su amada bajo el de Filis. Cultivó la canción, la elegía y la glosa, aunque son los más recordados sus sonetos. Redactó además el epitafio de don Diego de Espinosa, presidente del Consejo Real y obispo de Sigüenza.