Irresponsable

M. T. Podestá

Eran entonces los buenos tiempos de la vida estudiantil, que echamos muy de menos los que cargamos el sambenito de una profesión y los que han pasado de la Universidad al comercio sin satisfacer sus aptitudes o su codicia.