Cartas de Caldas

Francisco José de Caldas y Tenorio

Las cartas que hoy publicamos, algunas de las cuales nos eran entonces desconocidas, dan nuevos detalles sobre esa primera ¿poca de la vida de Caldas.
Fue un feliz hallazgo el que hizo el señor Mendoza, en su viaje por España, de las cartas que nuestro prócer escribiera a Mutis. Allí pueden verse todas las emociones que despertaran en su espíritu las voces de estímulo que recibiera del gran botánico. No se sintió ya tan solo y desamparado en sus estudios, ¿l que apenas era comprendido por un pequeño grupo de amigos, como Pombo, Arboleda y Arroyo. El ilustre Mutis le tendía la mano y venía a protegerlo y a darle aliento en sus labores.

Imágenes