Caldas luchador, científico, mártir

Darío Noguera Montilla
Regina Varona Gaviria

Caldas vio a su manera la gran aventura de la historia que se conoce como Independencia de América. Vio en ella las puertas de un mundo con el que se permitió soñar. Un mundo que le devolviera la luz de la libertad a un suelo que el desmesurado trámite feudal del absolutismo había oscurecido y vio esa luz acrecentada por el desarrollo de las ciencias físicas y naturales, bajo un cielo que ya había deslumbrado a un prominente alemán que creía haberlo visto todo hasta que conoció América y que la historia registra bajo el nombre de Alexander von Humboldt. Caldas, en suma, vio el progreso neogranadino y americano iluminado por el florecimiento de una nueva y fecunda cultura levantada sobre los cimientos del conocimiento de nuestros misterios territoriales, de nuestra biodiversidad de nuestra desorbitada geografía, que trajera consigo el verdadero y definitivo, el único posible, descubrimiento de América.