Caramurú

Alejandro Magariños Cervantes

Caramurú (1850) es la primera novela uruguaya. Una obra que, por añadidura, tuvo un éxito singular en vida de su autor, Alejandro Magariños Cervantes (1825-1893), un prolífico poeta, narrador, ensayista y periodista, amén de político y universitario de extensa trayectoria pública y docente. Ensalzado como «cantor infatigable de nuestra naturaleza virgen, de las costumbres del pueblo, de las viejas leyendas, de las tradiciones guerreras, de los triunfos de la civilización, de los dolores del pasado y de los eternos problemas del alma», Caramurú fue publicada originalmente en Madrid. La crítica española saludó a su autor como alguien que ha sacado «provecho de los infinitos portentos naturales de América y de las interesantes costumbres de sus habitantes».
Para llevar a cabo este «bosquejo», Magariños sitúa la acción trepidante de la novela en un período significativo de la historia del Uruguay: el de las invasiones portuguesas (1816-1820) y la dominación lusobrasileña que da origen a la Provincia Cisplatina (1821-1825), por la que el Uruguay fue anexado al reino de Portugal en 1821 y poco después, tras el famoso «grito de Ypiranga» del 7 septiembre de 1822, al del Brasil independiente.
Caramurú se centra en la resistencia contra los portugueses que, al norte del río Negro, llevaron a cabo montoneros y guerrilleros refugiados en los «montes» que crecen a orillas del río Uruguay a la altura de Paysandú. Combatientes al grito de guerra «¡Libertad o muerte!», los intrépidos guerrilleros están bajo el mando de Amaro, el protagonista, un gaucho apodado «Caramurú». Lejos de los tópicos del romanticismo en boga, Magariños no idealiza la figura del gaucho y prefiere las descripciones de un realismo costumbrista de corte sociologizante.