Palomas y gavilanes

Ceferino de la Calle

Expiraba el año 1874, que había sido nefasto para la República Argentina; año de conmociones populares que trajeron, en pos de sí, regueros de sangre y el malestar consiguiente a una perturbación política, que dejaba odios y deseos de venganza en la mitad, por lo menos, de sus habitantes. En este relato se suscita una visión realista y naturalista del ambiente de la época