La doncella de Orleans: tragedia romántica

Johann Christoph Friedrich von Schiller

La Doncella de Orleans se estrenó el año 1801 en un teatro de Leipzig. Que un autor de formación protestante e imbuido de clasicismo hasta el punto de haberse alejado de la creencia cristiana, haya compuesto esta "tragedia romántica" -como reza el subtítulo- es otra manifestación de singularidad. Además el autor declara en una carta que se quiere oponer a la versión de Voltaire, porque el autor francés a "su Pucelle (doncella) la ha hundido demasiado en la suciedad, yo a la mía la he puesto quizá demasiado alto" -esto fue escrito más de un siglo antes de que ella fuera canonizada-.
Lo primero que se suele señalar con respecto a este drama es que su versión se ha apartado de la realidad histórica en varios pasajes. Por ejemplo en el desenlace: la doncella de Schiller muere a consecuencia de una herida en el campo de batalla; la de la realidad, como se sabe, es que después de haber sido tomada prisionera por los ingleses, fue sometida a un tribunal eclesiástico y, acusada de brujería y herejía, muriendo en la hoguera.