Reminiscencias de Santafé y Bogotá

José María Cordovez Moure

En cada época existen ancianos u hombres provectos que tienen perfecto conocimiento de los sucesos que han ocurrido de las costumbres que han reinado y de las personas que de alguna manera se han hecho notables cuando ellos eran niños o jóvenes. De tales personas, costumbres y sucesos, hablan o escriben accidentalmente cuando lo pide la ocasión; pero rarísimos son los que deliberadamente se proponen recoger y ordenar sus recuerdos y dejarlos consignados para instrucción y recreo de la posteridad, Y no es extraño que sean tan raros, pues cada cual se figura que las noticias que pudiera escribir de lo que ha visto y de lo que les ha oído de sus mayores a sus contemporáneos, han de ser escritas por otros de los que las conocen tan bien como él. De ahí resulta que insensiblemente van cayendo en olvido innumerables hechos e innumerables nombres que no merecen tan mala suerte, y que de ésta no se libren por lo común sino los grandes acontecimientos y los personajes que se han distinguido extraordinariamente entre los de la generación a que perte­necen. (José Manuel Marroquín)