Desocupado lector

Juan Gustavo Cobo Borda

Desocupado lector: las palabras iniciales de Cervantes en el prólogo del Quijote le sirven a Juan Gustavo Cobo Borda (Bogotá. 1948) para subrayar el carácter universal de sus lecturas, el placer lúcido que éstas deparan en la conformación de una cultura. Esta cultura hispanoamericana que este libro, síntesis de crítica literaria y crónica intelectual, va desenvolviendo ante los ojos del lector, en el fresco asombro con que se estudian figuras claves de nuestras letras, de Germán Arciniegas a Gabriel García Márquez: de Ramón Gómez de la Serna a José Bianco; de Octavio Paz y Ernesto Sábato a Aurelio Arturo. Nicolás Gómez Dávila y Álvaro Mutis, y de Salvador Garmendia a Elena Poniatowska. Un tejido, a la vez ágil y preciso, donde el retrato y la semblanza, el apunte v el análisis en profundidad, conviven, sin asperezas y sin soslayar un entorno, acotado con minucia en panoramas como el que dedica a las letras argentinas, a la poesía cubana o a los caracteres generales de una cultura como la hispanoamericana, que prefiere calificar de «ladina» antes que latina.