Gran Señor y Rajadiablos

Eduardo Barrios

Gran Señor y Rajadiablos (1948), que mereció el Premio Atenea, es el fruto de su experiencia campesina. Sobresale la figura de José Pedro Valverde, héroe rural, terrateniente a la antigua, conquistador y acostumbrado al mando, "rajadiablos" en su juventud que representa la ley y el orden a la manera feudal, enfrentada a la ley positiva. En ella existe una interpretación de las realidades sociales, históricas, geográficas y humanas del medio en que se desenvuelve