El caballero de Gracia

Tirso de Molina

El 12 de mayo de 1619 moría en Madrid el Caballero de Gracia. Por esta época Tirso de Molina, Presentado y Comendador de la Orden de la Merced en la ciudad de Trujillo, con fecha anterior a 1619, regresa a Madrid. Posiblemente el suceso de la muerte de Jacobo Grattiis permita fijar con más exactitud la fecha de su regreso, ya que debía encontrarse en la Corte al ocurrir el fallecimiento o llegar cuando el duelo persistía, lo que debió motivar la redacción de la comedia. Y con privilegio de 20 de enero de 1620, publicaba Alonso Remón, compañero de Orden de Tirso, su Relación de la exemplar vida y muerte del Caballero de Gracia (Madrid, 1620). Aparentemente -y así lo consideró Cotarelo-, ésta sería la fuente de la comedia de Tirso. Sin embargo, un análisis de la biografía y la comedia indican que, si bien son análogas en su desarrollo -cosa absolutamente lógica-, se contienen en la biografía algunos episodios que no figuran en la comedia, y uno de ellos, precisamente, el más cargado de elementos «dramatizables»: la aparente muerte de la madre de Jacobo de Grattiis o Trenci, rodeada de circunstancias misteriosas, tenidas por milagrosas por los circunstantes. Como consecuencia de este hecho se confiere al nacimiento de Jacobo un carácter providencialista. ¿Podía este detalle, ampliamente desarrollado en el libro de Remón, dejar de figurar en la comedia, cuando Tirso se propone precisamente mostrar todo cuanto de más providencial y milagroso concurre en la figura de su personaje? Indudablemente, la comedia es anterior. Sería redactada, por tanto, con los mismos datos de que se sirvió Remón, procedentes de la estrecha comunicación de Jacobo de Gracia con los mercedarios, como opina, igualmente, Francisco García Rodrigo en su biografía posterior (El Caballero de Gracia. Historia imparcial y vindicación crítica de este venerable y ejemplar sacerdote. Madrid, 1880), lo cual fija la redacción de la comedia entre las fechas de 12 de mayo de 1619 y 20 de enero de 1620.